¿Por qué me compre un lector de ebooks?

En la epoca de los móviles con pantalla extra grande, las tabletas y los portátiles puede parecer que los lectores de libros electrónicos no tienen sitio. Craso error.

Con una autonomía que multiplica por 30 (y por mucho mas en algunos casos) la de los móviles y las tablets, y una pantalla de mayor nitidez que además  no cansa la vista  los Ebooks ganan por goleada cuando de leer se trata.

Image

Un servidor, informático y aficionado a la lectura desde niño, empezó a leer libros en una tableta, hace un par de años por pura necesidad. Resulta que comencé a leer en papel la estupenda saga de Cancion de fuego y Hielo, de la cual hablaremos en este blog mas adelante, y el tercer libro estaba agotado.

Fue el boom de la serie de televisión, unido a una editorial relativamente pequeña (Gigamesh) lo que desabasteció las tiendas del tercer libro. Aquello se ponia complicado, pues el libro engancha hasta limites insospechables. Como no podía obtenerlo en papel, me lo bajé de Internet y pensé en leerlo en una tableta android que yacía olvidada en el cajón.

Portadas de los libros de juego de tronos

Portadas de los libros de juego de tronos (edición bolsillo)

Fue una compra en DealExtreme de las mas inútiles que hice, pues la batería apenas duraba un par de horas, el wifi era de muy corto alcance, la pantalla táctil era penosa y se calentaba mucho al usarlo. Eso y el contar con una de las primeras de Android  forzaron su destierro al cajón.

Apenas 200 paginas después y mis ojos medio destrozados, comencé a buscar alguna alternativa y la encontré, como no, en la estantería de un carrefour. Hace un par de años, los lectores de libros apenas se vendían y eran terriblemente caros (sobre los 200 euros) y precisamente por eso, por que se los querian quitar de encima, vi un Ebook Energy System, con funda incluida por 79 euros. Chollazo.

Devoré el tercer y cuarto libros ese verano y fue una de las mejores experiencias de lectura que recuerdo, a pesar de leerlos en formato PDF (ajustados eso si a la pantalla de 7 pulgadas del ebook).

Leía en cualquier sitio, esperando a un cliente, en el baño, en la cola de espera del médico, en casa de mis padres, en la playa.. algo imposible de hacer con los libros en papel pues son libros especialmente voluminosos. En el ebook solo pesaban 160 gramos, junto con otros cientos que tenia a la espera.

Increible. Había descubierto el apasionante mundo del libro electrónico.

Y estaba dispuesto a explorarlo a fondo.